Un multimillonario donará US$1.000 millones para proteger el 30% del planeta

El multimillonario suizo Hansjörg Wyss quiere acelerar la conservación de áreas naturales terrestres y marinas, por lo que donará esta enorme cantidad de dinero. ¿Quién es este filántropo que quiere salvar el planeta?

El objetivo suena ambicioso: convertir el 30% del planeta, entre tierras y océanos, en áreas protegidas para el 2030, como una forma de asegurar que las futuras generaciones de la Tierra tengan aire y agua limpios.

Esta es la meta que se ha trazado el empresario y filántropo Hansjörg Wyss a través de su iniciativa Wyss Campaign for Nature (Campaña de Wyss por la Naturaleza).

El multimillonario suizo anunció en octubre en una columna en The New York Times que donará US$ 1.000 millones a lo largo de 10 años a través de la Fundación Wyss, que lleva su apellido.

La finalidad es “ayudar a los países a conservar el 30% del planeta en su estado natural para el año 2030, mediante la creación y expansión de áreas protegidas, alentando a la comunidad internacional a establecer objetivos de áreas protegidas más ambiciosos e invirtiendo en ciencia”, según un comunicado que la Campaña difundió en noviembre.

En una entrevista con el programa Newsday de la BBC, Wyss aseguró que “proteger el 30% del planeta es solo una de las muchas, muchas otras acciones que deben tomarse”.

“Tenemos que reducir las emisiones de CO2, reducir la generación de electricidad con carbón…”, añadió.

¿Quién es este hombre que está detrás de esta ambiciosa iniciativa?

Multimillonario

Hansjörg Wyss nació en Suiza en 1935 y se graduó de la Escuela de Negocios de Harvard, Estados Unidos, en 1965.

En 1977 se unió a la compañía de investigación médica Synthes y abrió una sede en West Chester, Pensilvania.

La empresa buscaba mejorar el proceso de recuperación de pacientes de traumas óseos y de tejidos blandos, a través de nuevos dispositivos médicos.

En 2012,  Johnson & Johnson compró la firma por US$ 20.200 millones.

Wyss vive ahora en Wyoming, en el noroeste de EE.UU., y su fortuna se estima en US$5.800 millones, según la revista Forbes.

Además, tiene acciones en las compañías de biotecnología NovoCure and Molecular Partners, de acuerdo a este medio.

¿Pero cómo nacieron los intereses ambientales y filantrópicos de Wyss?

Montañas

Mientras estudiaba y trabajaba en EE.UU., Wyss pudo explorar las Montañas Rocosas, una cordillera que atraviesa las provincias de Columbia Británica y Alberta, en el suroeste de Canadá, y los estados de Montana, Idaho, Wyoming, Utah, Colorado y Nuevo México, en EE.UU.

Las experiencias en estas montañas familiarizó a Wyss, según la página de su Fundación, con la idea que EE.UU. pone en práctica, de que “los paisajes icónicos de una nación deben protegerse para que todos puedan experimentarlos y explorarlos”.

Él mismo lo dijo en su artículo de The New York Times de octubre pasado: “Las tierras y aguas silvestres se conservan mejor no en manos privadas, sino como parques nacionales públicos, refugios de vida silvestre y reservas marinas, abiertas para que todos puedan experimentarlas y explorarlas”.

“La noción de mantener estos lugares en el fuero público me influyó profundamente cuando era joven, cuando subí y caminé por primera vez en tierras públicas en las Montañas Rocosas de Colorado”, escribió.

En 1998, el empresario creó la Fundación Wyss, que desde entonces ha donado US$450 millones para proteger la vida silvestre en peligro de extinción, para conservar más de 80.000 km2 de tierras en el oeste de EE.UU. y más de 20.000 km2 a nivel internacional, según la web de la organización.

Además, en 2013, Wyss se unió a la iniciativa conocida como “Giving Pledge”(Promesa de dar) en la que él y otros multimillonarios —como Bill Gates y Warren Buffet— se comprometieron a donar al menos la mitad de sus fortunas para obras de caridad.

Seguir gastando miles millones de dólares

En su artículo de The New York Times, Wyss cita un estudio de la Universidad Brown de 2014 que advierte que los animales y plantas están desapareciendo 1.000 veces más rápido que antes de que apareciera el ser humano.

Como una forma de contrarrestar la pérdida de especies, la Campaña de Wyss por la Naturaleza “financiará organizaciones que trabajan con comunidades indígenas y líderes locales para establecer, ampliar o mejorar la administración de parques y áreas protegidas”, explica un comunicado difundido noviembre.

La campaña también “apoyará los esfuerzos para elevar los objetivos mundiales de protección marina y terrestre, que se actualizarán en la reunión de 2020 de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica en China”.

En The New York Times, Wyss destaca que algunos científicos de Harvard creen que en realidad se necesita proteger el 50% del planeta para evitar la extinción de las especies.

Pero en la entrevista con la BBC, reconoció que eso sería “una tarea enorme, inmensa, monumental y no estoy seguro de que la humanidad esté lista para hacerla”.

“Porque las corporaciones son a veces tan fuertes que trabajar por el bien común no es una acción natural (para ellas). Si eres una corporación, crees que eres poderoso, pero a largo plazo no lo eres. Vas a verte afectado (por las malas decisiones ambientales)”, advirtió.

El multimillonario también prometió que seguiría gastando todo lo pueda en conservación: “Si vivo otros 10 años, tal vez gastemos US$ 2.000 millones (…) para proteger todo lo que podamos, mientras tengamos socios locales, mientras la gente nos ayude. No podemos hacerlo solos”.

Fuente: BBC Mundo

Prepara un Whisky Sour

Ingredientes:

  • Hielo
  • 45 mililitros de whisky
  • 30 mililitros de zumo de limón
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • cáscara de limón

Coloca todos los ingredientes en un shaker y agita durante 10 segundos. En un vaso con hielos coloca un colador y sirve el coctel. Decora con cáscara de naranja.

Foto: Reuters

Google y SAP buscan propuestas sociales de economía sostenible

Reto busca emprendimientos y organizaciones con propuestas. Primer lugar recibirá 100.000 dólares.

El servicio de tecnología en la nube de Google y la empresa de software empresarial SAP anunciaron una alianza que busca impulsar soluciones de economía sostenible. En el marco del Foro Económico Mundial que se realiza en Davos, Suiza, las empresas lanzaron el concurso Economía Circular 2030, con el que buscan empresas y organizaciones sociales que usen sus herramientas tecnológicas para resolver problemas relacionados al desarrollo sostenible.

Según un comunicado, quienes entreguen las mejores propuestas recibirán fondos económicos de hasta 100.000 dólares para el primer lugar y 25.000 dólares para el segundo. Los trabajos destacados podrán recibir créditos en servicios y productos, así como programas de mentoría por parte Google Cloud y SAP.

El llamado busca que las organizaciones encuentren soluciones en procesos de producción y consumo en distintos sectores usando las capacidades tecnológicas de ambas empresas. Las propuestas, que deben buscar impulsar formas de crecimiento económico que estén alineadas a los  Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por las Naciones Unidas, serán recibidas desde el 8 hasta el próximo 15 de marzo.

El reto contará con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Fundación Ellen MacArthur, la Asociación Mundial para los Datos de Desarrollo Sostenible y el Fondo Mundial para la Vida Silvestre

A partir de este miércoles, el concurso estará abierto a nivel mundial. Podrán participar mayores de 18 años propietarios o líderes de emprendimientos sociales,  empresas con orientación social y organizaciones sin fines de lucro que presenten propuestas sostenibles capaces de generar ingresos.

Para participar, los concursantes deberán planear una propuesta de generación de ingresos relacionada con el consumo y la producción sostenibles y que involucre soluciones ofrecidas por Google Cloud y por SAP. Los cinco semifinalistas a nivel global asistirán al evento Cloud Next de Google en San Francisco.

Después deberán poner a prueba los aprendizajes adquiridos en el evento internacional con expertos y asesores. La etapa final definirá el ganador del concurso después de una hackatón y el premio será anunciado en mayo durante el SAP Sapphire (7-9 de mayo de 2019, Orlando, Florida).

Fuente: ElTimepo.com

Congreso Internacional de Reproducción Porcina

Llega a Medellín este 21 de febrero el  XlV Congreso Internacional de Reproducción Porcina, en el cual se darán a conocer los temas más interesantes y actuales en el ámbito de la reproducción porcina, además los asistentes podrán hacer nuevos amigos dentro del sector, integrarse con los expertos en reproducción y convivir dos días con los mejores profesionales del mundo en este tema.Durante esta versión se expondrán temas como:

  • Manejo de la hembra de reposición y de las hembras hiperprolíficas
  • Control de calidad en centros de inseminación y en las dosis seminales
  • Ecografía reproductiva
  • Manejo del macho de IA
  • Semen congelado y sexado
  • Casos clínicos y nuevos manejos reproductivos
  • Flujos de producción

Long Island Ice

Si buscas un coctel delicioso para refrescar un día o para pasar una noche de amigos esta es la receta ideal. El coctel Long Island Ice es muy fácil de preparar, los ingredientes los consigues fácilmente y además rinde mucho.

Ingredientes:

Tequila
Ron blanco
Vodka
Triple seco
Ginebra
Zumo de limón
Sirope

Preparación:

Mezcla todos los licores en una proporción de 1 copa por cada uno y revuelve, agrega 2 copas de jugo de limón y 2 copas de sirope.

Sirve en vaso largo con hielo, puedes decorar con unas rodajas de limón o rallando un poco la cáscara sobre el vaso.

Se acerca Expofitness 2019

Expofitness, la gran vitrina internacional deportiva y de bienestar, llega a su sexta edición, en la cual cada empresa podrá exhibir, realizar lanzamientos de productos, networking, activaciones de marca y todos los desarrollos ideales para generar un negocio ante los miles de visitantes que recorrerán la muestra comercial.

En esta nueva edición nos acompañarán 22 speakers internacionales de 6 países invitados.

Fuente: PlazaMayor.com.co

Responsabilidad: más que una bonita intención retórica

Al aplicar el valor de la responsabilidad traducido como responsabilidad social de las organizaciones, estamos reconociendo que la empresa es una organización económica y social dedicada principalmente al servicio del bien común.

Todos los días y cada vez que conozco, reflexiono y experimento más el complejo mundo de las organizaciones humanas, me convenzo que las empresas y las instituciones son esencialmente antropomórficas.

Así como el ser humano es una realidad de al menos tres dimensiones: física, racional y emocional, así mismo las organizaciones tienen una suerte de proyección de estas tres dimensiones que constituyen su propia realidad: producción (física), estrategia (racional) y cultura (emocional), y es esta última dimensión, la cultural, la principal fuente de generación (o de destrucción) de valor en nuestras organizaciones.

Este ámbito de la cultura (emocional) involucra sentimientos, valores, creencias, pasiones, emociones, aquellas características humanas que no hacen parte de la dimensión racional. Por eso valores como la responsabilidad, aplicada a la presencia de las empresas y organizaciones en general sobre su entorno social, vienen situándose en lugares principales del discurso actual sobre ética empresarial.

Al aplicar el valor de la responsabilidad traducido como responsabilidad social de las organizaciones, estamos reconociendo que la empresa es una organización económica y social dedicada principalmente al servicio del bien común.

En definitiva, las organizaciones no son nada más ni nada menos que un conjunto de personas, por lo tanto aquello que llamamos “comportamiento organizacional” no es sino la expresión del comportamiento colectivo de todos y cada uno de los seres humanos que la componen, de esta forma, la mencionada búsqueda del bien común y el espíritu de servicio que mueve a las organizaciones, se traduce directamente en la vocación propia de sus integrantes y especialmente de sus directivos.

Al respecto el profesor Jaime Urcelay nos recuerda que “Las empresas y, en general, las organizaciones, son las personas que las componen y, por eso, pensar y actuar en términos de responsabilidad social en la empresa exige, a todos los niveles, pero especialmente en los más altos, un modelo de liderazgo que sea entendido, esencialmente, como servicio y que, consecuentemente, tenga una predominante dimensión ética. Si este estilo de liderazgo no fecunda cotidianamente las estrategias, planes, decisiones y actuaciones en el seno de la organización, será prácticamente imposible que las manifestaciones de la responsabilidad social pasen del plano de la retórica o de la utilización de recursos de marketing cuyo sostenimiento en el tiempo es inviable”.

En la apropiación y vivencia humana del valor de la responsabilidad podemos encontrar claves poderosas para la comprensión de los fenómenos más apasionantes del quehacer empresarial como la creación de valor sostenible a largo plazo, pero también de los fenómenos más degradantes de la interacción humana en las organizaciones como la deslealtad, las pugnas de poder y la corrupción.  Es bueno entonces abordar con un poco más de profundidad el concepto de responsabilidad.

Si quisiéramos recurrir a la etimología, encontramos que responsabilidad viene del latín respondere que significa responder, o ser digno de algo.

De otro lado, desde el punto de vista jurídico, tres son los elementos fundamentales que enmarcan el concepto de responsabilidad a saber: a. La obligación de justificar la propia actuación ante criterios y reglas definidas; b. La posibilidad de ser fiscalizada dicha actuación; y c. asumir la correspondiente aprobación o sanción a partir del juicio sobre la acción.

Sin embargo, desde el punto de vista moral, la responsabilidad se entiende como la dignidad y condiciones que se poseen para estar a la altura de las situaciones. La responsabilidad humana nace de la condición voluntaria de sus actos y, de la misma forma, el progreso en la virtud y la tendencia hacia el bien, acrecientan el dominio de la voluntad sobre los propios actos, en este sentido la visión sobre la responsabilidad resulta especialmente optimista y positiva.

En cualquier caso, la realidad actual atravesada por profundos cuestionamientos de comportamiento individual y organizacional en sonados casos de corrupción, nos obliga a pensar en la necesidad de llenar de contenido los modelos económicos existentes, y ese contenido se traduce en referenciar la base antropológica del sistema a un poderoso sistema de valores y de normas que permita su funcionamiento eficiente, eficaz, bueno y responsable.

Podemos concluir que los comportamientos contrarios a la responsabilidad, destruyen más riqueza de la que puedan generar, por lo que las empresas deberán adaptarse a las tendencias de una sociedad que reconoce cada vez con más fuerza el papel de sus organizaciones en el desarrollo social, de esta manera, empiezan a darse presiones sobre ellas, que propenden por un control efectivo de las externalidades y costos sociales generados por su actividad, ante la constatación de que el beneficio económico-monetario o el aseguramiento de espacios de poder e influencia, no puede seguir siendo el único indicador de la eficiencia socio-económica de las organizaciones.

A modo de colofón de esta reflexión, permítame querido lector una última referencia que proviene más de la vivencia que del estudio de la responsabilidad empresarial: existe un elemento común en todos los espacios que permiten la corrupción y es la imposición del interés particular (cualquiera que este sea) sobre el interés general, por lo tanto una clave adecuada para la verdadera lucha frontal y efectiva contra la corrupción que aqueja a nuestra sociedad es un profundo cambio cultural en el que las personas entiendan que el bien común prima sobre el bien particular, una nueva sociedad en la que el bien superior de las organizaciones que amamos esté ciertamente por encima de cualquier interés personal o aspiración- aún legítima- particular.

Este tipo de compromisos no solo se pueden reflejar en bonitas intenciones retóricas sino que se arraigan en actitudes, decisiones y comportamientos ciertos y concretos. Siempre que haya posibilidad de servir y de hacer algo más por el bien común, tenemos la responsabilidad ética e histórica de hacerlo.

Fuente: Dinero.com | Víctor Hugo Malagón Basto

Llega a Medellín Freedom 2019

Plaza Mayor será sede de la décima edición del Festival internacional de Música Electrónica de Medellín: Freedom 2019

Este festival te acercará al futuro de la música por medio de exploraciones, viajes y experiencias a través de los sonidos electrónicos más avanzados del planeta.

Esta versión contará con Dj’s como

  • Alexander Kowakski
  • Aleja Sanchez
  • Electric Indigo
  • Peter Van Hoesen
  • Antenes
  • Claro Intelecto
  • Alexa
  • Sonico
  • Indigo Kennedy
  • Ado
  • Rozzo
  • Entre otros

Antójate de un Margarita

Existen muchas recetas para preparar margarita y puedes utilizar una enorme variedad de ingredientes.

Ingredientes:

  • 1 1/2 oz de tequila
  • 1/2 oz de triple seco
  • 2 oz de jugo natural de limón
  • 1 oz de jugo natural de lima
  • 1 rodaja de lima
  • Hielo
  • Copa para margaritas

Preparación:

Vierte todos los ingredientes en una coctelera Manhattan y mezcla agitando con fuerza durante 10 segundos. Cuela y sirve en una copa para margaritas. Decora con una rodaja de lima y si lo deseas, antes de decorar el borde con azúcar o sal. Listo el margarita.

¿Qué es la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)?

Cuando la filosofía empresarial se enfrasca sólo en el logro de los resultados sin importar qué puede pasar en el camino hacia dicho logro, se pierde el sentido de contribución y de sostenibilidad. Cada acción generada impacta en todo el sistema en el cual se enmarca la Organización; por ello, crear consciencia de cómo estamos impactando en todo el sistema en el que opera la empresa, la hace exitosa y diferenciadora de las demás en el mercado.

De acuerdo con el auge de la responsabilidad social como parte de las ventajas competitivas para desarrollarse como negocio, se hace imperativo tener definida, gestionada y mejorada la estrategia de RSE e integrada a las demás estrategias, esto permite que la organización sea concebida como una empresa que contribuye a su crecimiento y a la vez al crecimiento de todo el sistema en el que opera.

La RSE es el compromiso que asume una empresa para contribuir al desarrollo económico sostenible por medio de la colaboración con sus empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad en pleno, con el objetivo de mejorar la calidad de vida. Además, no solo es una forma de realizar trabajos sociales en la comunidad, se trata más bien de una estrategia de la empresa, que junto a su gestión de negocios y reflejando sus valores, debe ser tratada como un caso de negocios más.

Dentro de la estrategia de RSE, hay que considerar la importancia de incluir a todos los grupos de interés o stakeholders y que su alcance e impacto los abarque a todos, esto para garantizar que de verdad está integrada a todo el sistema que conforma la Organización y además para que cumpla con su propósito y ejecución. Por ello es clave para la empresa que sus beneficios a través de los productos y servicios que ofrece, se extiendan a todos los stakeholders, con la intención de aumentar su posicionamiento en el mercado. Esta tendencia de generación de beneficios sociales, como factor de diferenciación, es conocida como Mercadeo Social.

Este pensamiento empresarial busca replantear los grupos de interés, para construir una relación responsable socialmente que lleve consigo conceptos de planificación, democracia participativa y desarrollo sustentable hacia ellos:

  • Los consumidores o clientes.
  • Los proveedores.
  • Los empleados y colaboradores.
  • El medio ambiente.
  • La sociedad o la comunidad, incluida la más vulnerable sin acceso a sus mercados.
  • El sector público.
  • Los medios de comunicación.
  • Los mercados financieros.

Las empresas que practican responsabilidad social además obtienen otros beneficios como ser más atractivas para los clientes, para sus empleados y para los inversionistas; razón por la cual son más competitivas y pueden obtener mayores ganancias.

La responsabilidad social es la respuesta comercial ante la necesidad de un desarrollo sostenible que protege el medio ambiente y a las comunidades, sin descuidar los temas económicos.

Metodología para definir la Responsabilidad Social Empresarial:

  1. Diagnóstico, que servirá para identificar necesidades y puntos débiles de la empresa en materia de Responsabilidad Social.
  2. Autoevaluación de Responsabilidad Social Empresarial, el cual evalúa cinco frentes: Valores y principios éticos; Condiciones de ambiente de trabajo y empleo; Apoyo a la comunidad, Protección del medio ambiente y Marketing responsable.
  3. Definir una misión para cada stakeholder (accionistas, proveedores, empleados, medios de comunicación, instituciones, clientes, etc.).

Además, si cada misión persigue unos objetivos en el tiempo, debe existir un Plan de Acción para desarrollarlos y unos indicadores que valoren si se están cumpliendo o no.

Alcances de la Responsabilidad Social Empresarial

En este escenario cambiante, donde aparece la RSE como factor de equilibrio, se pueden visualizar los siguientes alcances como concepto en el desarrollo de las actividades empresariales:

  1. Alcance social y de desarrollo: Desde este punto de vista la RSE se centra en las actividades realizadas por la empresa con el fin de contribuir a la sociedad y la comunidad externa a ésta, cumpliendo con el sentido del deber y considerando en esto a los grupos más vulnerables.
  2. Alcance solidario e igualitario: En esta noción la empresa se reconoce como un sistema inserto en uno mayor, destacándose en la contribución a las oportunidades y la igualdad de las personas, en este sentido, se reconoce la existencia implícita de derechos y deberes por parte de las empresas y la sociedad.
  3. Alcance de auto referencia: Esta noción considera sólo el interior de la empresa, es decir, la relación que se produce entre ésta con los accionistas, clientes y trabajadores, sin que hayan responsabilidades de otro tipo hacia la comunidad externa, enfocándose solo al mercado y visualizando a la empresa como generadora de ganancias.
  4. Alcance ético sistémico: Se considera una visión integral de la empresa en la sociedad, donde se rescata la responsabilidad de ésta con sus stakeholders o grupos de interés de manera permanente, de ahí el carácter sistemático de esta noción, por considerar las acciones socialmente responsables como permanente en el tiempo.
  5. Alcance ético y de valores: ésta noción parte a raíz de lo expuesto en los puntos anteriores, considerando la RSE como reflejo de la empresa o las personas que están a cargo de éstas, destacando el énfasis de trabajar bajo valores y difundirlos a todas las áreas, fomentando el surgimiento de una ética corporativa que va a sustentar el proceso de toma de decisiones en la empresa y la cultura organizacional.

Beneficios de la RSE

  • Mejora el desempeño financiero
  • Aumenta la calidad y productividad
  • Facilita el acceso a capital
  • Aumenta las ventas y la lealtad de los clientes
  • Reduce la vigilancia
  • Resalta imagen y reputación
  • Aumenta la estabilidad laboral
  • Reduce costos operativos
  • Orgullo de trabajar en Ella.