¿Qué es la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)?

Cuando la filosofía empresarial se enfrasca sólo en el logro de los resultados sin importar qué puede pasar en el camino hacia dicho logro, se pierde el sentido de contribución y de sostenibilidad. Cada acción generada impacta en todo el sistema en el cual se enmarca la Organización; por ello, crear consciencia de cómo estamos impactando en todo el sistema en el que opera la empresa, la hace exitosa y diferenciadora de las demás en el mercado.

De acuerdo con el auge de la responsabilidad social como parte de las ventajas competitivas para desarrollarse como negocio, se hace imperativo tener definida, gestionada y mejorada la estrategia de RSE e integrada a las demás estrategias, esto permite que la organización sea concebida como una empresa que contribuye a su crecimiento y a la vez al crecimiento de todo el sistema en el que opera.

La RSE es el compromiso que asume una empresa para contribuir al desarrollo económico sostenible por medio de la colaboración con sus empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad en pleno, con el objetivo de mejorar la calidad de vida. Además, no solo es una forma de realizar trabajos sociales en la comunidad, se trata más bien de una estrategia de la empresa, que junto a su gestión de negocios y reflejando sus valores, debe ser tratada como un caso de negocios más.

Dentro de la estrategia de RSE, hay que considerar la importancia de incluir a todos los grupos de interés o stakeholders y que su alcance e impacto los abarque a todos, esto para garantizar que de verdad está integrada a todo el sistema que conforma la Organización y además para que cumpla con su propósito y ejecución. Por ello es clave para la empresa que sus beneficios a través de los productos y servicios que ofrece, se extiendan a todos los stakeholders, con la intención de aumentar su posicionamiento en el mercado. Esta tendencia de generación de beneficios sociales, como factor de diferenciación, es conocida como Mercadeo Social.

Este pensamiento empresarial busca replantear los grupos de interés, para construir una relación responsable socialmente que lleve consigo conceptos de planificación, democracia participativa y desarrollo sustentable hacia ellos:

  • Los consumidores o clientes.
  • Los proveedores.
  • Los empleados y colaboradores.
  • El medio ambiente.
  • La sociedad o la comunidad, incluida la más vulnerable sin acceso a sus mercados.
  • El sector público.
  • Los medios de comunicación.
  • Los mercados financieros.

Las empresas que practican responsabilidad social además obtienen otros beneficios como ser más atractivas para los clientes, para sus empleados y para los inversionistas; razón por la cual son más competitivas y pueden obtener mayores ganancias.

La responsabilidad social es la respuesta comercial ante la necesidad de un desarrollo sostenible que protege el medio ambiente y a las comunidades, sin descuidar los temas económicos.

Metodología para definir la Responsabilidad Social Empresarial:

  1. Diagnóstico, que servirá para identificar necesidades y puntos débiles de la empresa en materia de Responsabilidad Social.
  2. Autoevaluación de Responsabilidad Social Empresarial, el cual evalúa cinco frentes: Valores y principios éticos; Condiciones de ambiente de trabajo y empleo; Apoyo a la comunidad, Protección del medio ambiente y Marketing responsable.
  3. Definir una misión para cada stakeholder (accionistas, proveedores, empleados, medios de comunicación, instituciones, clientes, etc.).

Además, si cada misión persigue unos objetivos en el tiempo, debe existir un Plan de Acción para desarrollarlos y unos indicadores que valoren si se están cumpliendo o no.

Alcances de la Responsabilidad Social Empresarial

En este escenario cambiante, donde aparece la RSE como factor de equilibrio, se pueden visualizar los siguientes alcances como concepto en el desarrollo de las actividades empresariales:

  1. Alcance social y de desarrollo: Desde este punto de vista la RSE se centra en las actividades realizadas por la empresa con el fin de contribuir a la sociedad y la comunidad externa a ésta, cumpliendo con el sentido del deber y considerando en esto a los grupos más vulnerables.
  2. Alcance solidario e igualitario: En esta noción la empresa se reconoce como un sistema inserto en uno mayor, destacándose en la contribución a las oportunidades y la igualdad de las personas, en este sentido, se reconoce la existencia implícita de derechos y deberes por parte de las empresas y la sociedad.
  3. Alcance de auto referencia: Esta noción considera sólo el interior de la empresa, es decir, la relación que se produce entre ésta con los accionistas, clientes y trabajadores, sin que hayan responsabilidades de otro tipo hacia la comunidad externa, enfocándose solo al mercado y visualizando a la empresa como generadora de ganancias.
  4. Alcance ético sistémico: Se considera una visión integral de la empresa en la sociedad, donde se rescata la responsabilidad de ésta con sus stakeholders o grupos de interés de manera permanente, de ahí el carácter sistemático de esta noción, por considerar las acciones socialmente responsables como permanente en el tiempo.
  5. Alcance ético y de valores: ésta noción parte a raíz de lo expuesto en los puntos anteriores, considerando la RSE como reflejo de la empresa o las personas que están a cargo de éstas, destacando el énfasis de trabajar bajo valores y difundirlos a todas las áreas, fomentando el surgimiento de una ética corporativa que va a sustentar el proceso de toma de decisiones en la empresa y la cultura organizacional.

Beneficios de la RSE

  • Mejora el desempeño financiero
  • Aumenta la calidad y productividad
  • Facilita el acceso a capital
  • Aumenta las ventas y la lealtad de los clientes
  • Reduce la vigilancia
  • Resalta imagen y reputación
  • Aumenta la estabilidad laboral
  • Reduce costos operativos
  • Orgullo de trabajar en Ella.